Eco: Radioemisora “La Voz de Talamanca” celebró tradicional evento cultural bribri-cabécar

Marvin Amador / marvin.amador@gmail.com

4.2_ECO_Talamanca_1

El “baile del sorbón” es uno de los momentos de mayor carga simbólica del evento: constituye el punto de “partida” de la “Jala”. Se realiza al “son” del canto del Awá (líder espiritual”) e implica danzar abrazado de igual a igual con el “hermano” o la “hermana” de al lado, al ritmo de todo el colectivo.

A finales del pasado mes de setiembre, la “Voz de Talamanca” la radio cultural del territorio indígena de Talamanca, y las comunidades del territorio, realizaron con gran suceso el festival cultural “Ák Kuè” (término bribri que significa “Jala de la Piedra”). El evento fue organizado por el colectivo de la comunidad que colabora para sacar al aire las emisiones diarias de la radio, formado por unas 14 personas, que incluyen a integrantes de la Junta Directiva de la emisora, así como a locutores y locutoras que colaboran voluntariamente en la labor diaria de control y programación, entre otras personas colaboradoras de la comunidad.

La planificación del evento -que se inició desde el mes de enero de este 2015-, así como su promoción, se realizaron con el apoyo del “TC-635 – Grupos Organizados y Comunicación para el Cambio Social”, que es proyecto de TCU inscrito en nuestra unidad académica, y que es coordinado por el profesor Marvin Amador. En el TCU participan más de 15 estudiantes de carreras como Derecho, Dirección de Empresas, Sociología, Informática, Educación y -por supuesto- Comunicación.

Además, gracias al proceso seguido desde el TCU, se posibilitó la participación de un grupo de estudiantes del curso “Módulo Integrador” a cargo de la profesora Patricia Vega, quienes aprovecharon para indagar sobre las percepciones que tienen las mujeres indígenas de la comunidad sobre la imagen que transmiten algunos medios. También participó otro grupo de estudiantes del curso “Comunicación para el Desarrollo”, que es un optativo de la concentración de Comunicación Social. En total, se integraron a este evento 30 estudiantes de la UCR, movidos por la ECCC.

El evento acuña el nombre de la actividad central − el “Ák Kuè” − la cual rememora tiempos pasados en los que, con la participación de toda la comunidad, y debido al cambio periódico del sitio en que se ubicaba el poblado, trasladaban la piedra comunitaria usada para moler los granos de maíz o el cacao.

La “Jala”, como le llaman los habitantes de las comunidades, expresa − más allá del significado histórico − un fuerte simbolismo asociado tanto al fortalecimiento de la identidad como a la dimensión cultural-espiritual-colectiva propia de estas comunidades, y todo el proceso, desde la selección de la piedra − realizada días antes en algún sitio de la montaña, hasta su traslado y su ubicación en el centro de la comunidad −, es permanentemente motivado por el “Awá”, o líder espiritual, quien es parte del grupo de hombres que carga en hombros la pesada piedra.

4.2_ECO_Talamanca_2

En el evento de este 2015, la ubicación de la piedra seleccionada implicó realizar una parte de la “Jala” siguiendo la corriente de un río. Como se aprecia, las mujeres guían a los hombres, que caminan raudos, cargando la piedra al ritmo establecido por el grito del “Awá”, llamado “Justo Abelino (aparece en el vértice del primer plano, con camisa clara, detrás del señor de sombrero blanco).

Durante la “Jala”, las mujeres de la comunidad, convenientemente ubicadas por delante y por detrás del grupo de hombres que carga la piedra, tomadas de una línea de bejucos que salen desde la estructura de madera en que se carga, desempeñan un papel fundamental − sin duda también simbólico − para mantener el balance o equilibrio en la labor. Las mujeres determinan la ruta y conducen al grupo jalando hacia adelante, cuando se tiene que subir en el camino, o jalando hacia atrás, tratando de lograr el debido equilibrio, cuando se tiene que descender.

La “agenda” del evento también incluyó una serie de actividades tradicionales de las culturas bribri y cabécar, entre las que estuvieron el tradicional “baile del sorbón”, así como demostraciones de las prácticas de tejido de esteras (donde se muestra la forma en que se preparan las cubiertas de palma usadas como techos de las viviendas tradicionales), la “porra de la shuta” (que muestra la preparación de los pisos tradicionales de las viviendas), la molienda en la piedra comunitaria y el arco y la flecha.

Esta actividad se realiza todos los años, así que toda la comunidad de la ECCC queda cordialmente invitada a participar el próximo año. Si quisiera apreciar clips y fotografías del evento, puede consultar el perfil en Facebook del evento, o el grupo de Facebook del TCU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *