Generación 2017 de la ECCC llega con muchos sueños y aspiraciones

Generación 2017 de la ECCC llega con muchos sueños y aspiraciones

dav

Laura Morales Zúñiga / laura.moraleszuniga@ucr.ac.cr

El estudio de televisión de la ECCC se llenó de entusiasmo y energía positiva el pasado 8 de febrero, para recibir al grupo de 101 estudiantes de nuevo ingreso que llenarán las aulas de la Escuela a partir de marzo.

La actividad permitió a los jóvenes tener un acercamiento al plan de estudios con una nueva herramienta digital, profundizar en los énfasis de la carrera, conocer a los profesores consejeros, romper el hielo, pero ante todo, tener una calurosa bienvenida a la ECCC.

Priscilla Arroyo, durante la inducción de los estudiantes de nuevo ingreso.

Priscilla Arroyo, durante la inducción de los estudiantes de nuevo ingreso.

Tal como en años anteriores, la generación 2017, tuvo que disputar su espacio con los mejores promedios de la Universidad, por ejemplo, para los 76 estudiantes de primer ingreso la nota fue igual o superior a los 657,48, mientras que para los 25 de traslado de carrera los cortes quedaron en 712,24 para los que repitieron el examen y 9,56 por rendimiento académico.

Aunque estas cifras se pueden volver un obstáculo para los que desean cursar Comunicación Colectiva, hay quienes no se dan por vencidos fácilmente, este es el caso de Priscilla Arroyo, egresada del Colegio Marista en el 2015, que aunque hizo el exámen de admisión ese año, no logró obtener la nota suficiente, por lo que aprovechó el 2016 estudiando fotografía y lo intento nuevamente, logrando un mejor resultado.

Priscilla quiere convertirse en productora audiovisual o dedicarse a la publicidad y espera que la Escuela le permita desarrollar todas las destrezas que sabe que quiere explotar y poner al servicio de muchas personas en un futuro, en general, espera convertirse en la mejor profesional en la carrera que decida seguir.

foto inducción

Allan Pérez Elizondo, finalizó su carrera de Artes Dramáticas y se prepara para iniciar una nueva etapa en la ECCC.

Allan Pérez Elizondo estudió Artes Dramáticas, pero su personalidad inquieta lo llevó a buscar posibilidades de crecer rápidamente y tener oportunidades más allá de las clases, esto lo puso en contacto con la producción de video y control de sonido en el Teatro Espressivo  y en el estudio de grabación de la escuela de Artes Dramáticas.

Poco a poco se dió cuenta que tenía un gran interés por generar proyectos artísticos, producirlos y publicitarlos. Al finalizar la carrera en Artes Dramáticas supo que era la oportunidad perfecta para entrar a Comunicación, fortaleciendo así ese camino que ya vislumbraba y que se tornó una necesidad y una prioridad para fortalecer su carrera profesional.

Arlin Montero, estudiante de traslado de carrera, junto a Valeria Vargas, de la Asociación de Estudiantes.

Arlin Montero, estudiante de traslado de carrera, junto a Valeria Vargas, de la Asociación de Estudiantes.

Arlin Montero Marín, estudió Música con énfasis en clarinete, y decidió estudiar comunicación porque le gusta la idea de explorar otras áreas del conocimiento y no centrarse en una sola cosa el resto de la vida. Según afirmó, esto no quiere decir que abandona su primera pasión, sino que le entusiasma descubrir nuevas formas de complementar los nuevos conocimientos con lo ya aprendido.

 

 

Publicado el 27 de Febrero del 2017.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *